domingo, 14 de febrero de 2010

Mi regalo...

... para los feos.

Para los que están en paro.

Para los desmemoriados.

Para los que se han puesto a dieta.

Para los tacaños.

Para los que son alérgicos a las flores.

Para los amantes del olor corporal.

Para los que no saben dónde comprar una tarjeta.

Para los diabéticos.

Para los que sienten fobia a los osos de peluche.

Para los poco imaginativos.

Para los que nunca han pisado El Corte Inglés.

Para los recién divorciados.

Para los que llevan cuarenta años casados.

Para los que nunca han estado enamorados.

Para todos vosotros.

Para ti, hijo, sobre todo para ti.

Me he cargado a Cupido, así que ya no hay necesidad de celebrar el estúpido día de San Valentín.

24 comentarios:

PaGe dijo...

Gracias, Doña María.
Me hizo un favor =).

Noelia Amarillo dijo...

Leches, Doña María, que flecha tan bien aprovechada!

Liz dijo...

gracias madre^^

Victoria Rodríguez dijo...

Pues yo no voy a aplaudirla, doña María... ¡¡Qué bruta, madre, pero qué bruta!! ¿No podía haber encerrado al pobre chiquillo en una jaula hasta que pasara toda esta vorágine?

Érika Gael dijo...

Al fin, Doña María, al fin...

Pero no hubiese sido mucho más poético arrancar el corazón del muchacho con una cuchara o entregarle a una mujer recién abandonada su cabeza en una bandeja de plata??

Piénselo, Doña María. Aún está a tiempo de hacerle tres o cuatro cosas al cadáver :P.

Pilar Cabero dijo...

Pero doña María, ¿no ha sido un poco drástica?
Besitos

Srta. MariSuZi dijo...

Doña Maria,
Precisamente en todas esas personas incluidas en la lista ha pensado el Corte Ingles, a ver si los hace sentir suficientemente culpables para que se gasten todo el crédito de la tarjeta.. ja ja el pobre angelito no tiene culpa de que utilicen su nombre en vano.. además piense que nada tiene que hacer cupido en todo esto, amor esta con psique.

Jo Grass dijo...

Faltamos aquellos que nos vanagloriamos de no haber pisado un MacDonalds en nuestra vida!, jaja

Un abrazo

* Coincido con Pilar, quizás es una decisión un tanto drástica aunque entiendo que el bombardeo publicitario incite a consumar semejante desenlace!

Helena dijo...

Ay... Doña María, que el angelito no tiene la culpa de que hayamos convertido ese sentimiento tan bello en algo tan mundano y con valor económico por delante... se ha pasado un pelín, Doña María. Coincido con Pilar, un poco drástico...

Yuri dijo...

Jajajaa

Doña María, qué dura.

Ana Iturgaiz dijo...

¡Ay, Doma María! ¡Pero que ha hecho! A ver si se ha cargado al futuro Capitán Trueno. ¿Le ha pedido acaso el DNI para asegurarse?

Mientras Lees dijo...

dios! Pero qué divertido!
Este blog es lo más, lo acabo de encontrar y me ha encantado :)

Una flecha muy bien aprovechada, la verdad xDD

Un beso! Te sigo por aquí :)

Julieta dijo...

jajajaja, esto supera demasiado al regalo de los reyes!... Doña María para Navidad!!!! un beso ;)

http://maripuchiforever.blogspot.com dijo...

Miles de gracias Doña María. Estaba yo hasta los mismisimos del angelito de las narices.....
Porque ademaás de angelito andaba el medio miope disparando sin ton ni son, y eso ta muy feo. Rezaremos por el una plegaria (ya le diré a mi madre que yo no hago esas cosas) y que descanse en paz el jodio...

ANA dijo...

muaaaaaa

para ti!

Memoria de pez. dijo...

:D La sigo, Doña María.

Dara Scully dijo...

Ostras... ¡Pero no lo diga tan alto, Doña María, que en nada tiene usted a la poli en la puerta de casa!



(le dejo
un jersey de punto
de regalo de postsanvalentín)

Nieves dijo...

Doña María, es usted tremenda.
¿Tenemos que temer el deceso de los Reyes Magos y Papá Noel?
Jolines, cualquiera se mete con usted sin correr peligro de encontrarse con un cuchillo en la espalda.
jajajaja.
Me encanta entrar aquí por las mañanas, porque siempre empiezo el día con una sonrisa de oreja a oreja.
¡Es usted única!

Un beso

Madame dijo...

como teooooricamente estoy a dieta, acepto el regalo :)

Marisa dijo...

Cómo lo llevamos Dña.María?
Espero que se encuentre bien y que no aparezca porque no le de la ganas, no más. Un beso desde Sagunt.

Camaleona dijo...

Doña María, ¿en serio hay gente que nunca ha pisado el corte inglés? qué fuerte me parece eso...

José dijo...

Hola Doña Maria. En primer lugar le diré que usamos alguno de sus textos en un taller con mujeres jóvenes de más de 60 años, como le conté, y fue un éxito. Leímos los contenidos fijos de su blog, las fobias, las derrotas, los epitafios (cada asistente se animó a pensar el suyo y una de ellas dijo: "quiero que en el mío ponga esto: aquí yace Paquita, que hizo siempre lo que le dió la gana") y algunos de sus textos. Ellas me descubrieron que era costumbre común en los pueblos tener preparado el vestido para el propio entierro. Pero sobre todo lo que les encantó fue aquello de "hagas lo que hagas, ponte bragas". Muchas gracias.

En segundo lugar me quedo pensando si el cupido de su entrada está muerto o , tal vez, otro cupido le ha acertado y está solo inconsciente... Si es así, cuando despierte se va a enterar de lo que es bueno.
Gracias de nuevo.

Víctor dijo...

JAJAJAJJAJAJA dios mío, menos mal que no pretendía celebrarlo... Si no, qué hubiese hecho, pobre de mí?

Pero bien utilizada, esa flecha, sí señora. Como siempre, da usted en el clavo (o en el angelillo gordito y cabroncete) con su entrada!

Lady Godiva dijo...

Jajajaja... ya era hora de que alguien le diera su merecido.