martes, 9 de febrero de 2010

El manjar de los Dioses

Antes, yo era la reina del ganchillo.
Mi casa era el paraíso de los mantelitos de ganchillo.
Mis nietas llevaban jerséis de ganchillo, calcetines de ganchillo, vestidos de ganchillo y bragas de ganchillo.
En lugar de manos, tenía una máquina bien engrasada capaz de fabricar objetos de ganchillo a una velocidad de vértigo. Me dabas un ovillo de algodón y en un periquete lo convertía en un bolso. O una sobrecama. O una funda para el sofá.
Pero luego llegó la vejez. Y la artrosis. Y la desidia. Y dejé los trabajos de costura para convertirme en una experta en telenovelas.
Siempre pensé que sería como montar en bicicleta, que mis manos sabrían qué hacer en cuanto tocaran una aguja.
Pero no. La amnesia es definitiva. Y yo necesito recuperar mis superpoderes.
¿Para qué?
Para hacer algo que nunca he hecho antes. Para tachar de mi lista “Cosas que no haré antes de morir” el punto número 17.
Ponerme un disfraz de carnaval.
Y como estamos en crisis y mi pensión no da más de sí, me lo tengo que confeccionar yo misma.
Mi nieta la emancipada quería regalarme uno. Pero la conozco y seguro que me habría comprado un traje de enfermera putón, o bombera putón, o pirata putón, o vaca putón (que ya me dirás qué clase de mente depravada puede haber diseñado un vestido semejante).
Pero ya he decidido cuál va a ser mi primer disfraz de carnaval.
Iré de huevo frito.
Sencillo, barato, sabroso. Perfecto.
Aunque si no recupero mis habilidades sobrenaturales en el venerable arte de la costura antes del sábado, tendré que conformarme con ir de tortilla francesa.
Sea como sea, no faltará una diadema con patatas fritas.

16 comentarios:

Yoryi dijo...

Jeje, el ganchillo es una aficion muy entretenida. Hace poco que lei un libro en el que esta actividad estaba muy presente y la verdad, me entraron ganas de darle caña a las agujas, pero se me paso a la semana. Por cierto el peluche de abuelita es muy chulo :).

El Rincón de Jennifer dijo...

Me parecio muy buena idea lo de la lista...
¿Cuantos puntos tiene en la lista? seria genial hacer una.

A mi tambien me encanto el peluche de la abuelita :)
Saludos!!!

Julieta dijo...

¿no les hacía los cuellos redondos de los vestidos en ganchillo? jaja, exquisito. Ojalá pueda ir de huevo frito, avise sino...me regalaron una Singer ;)...

PaGe dijo...

La más pura verdad: todos los disfraces que veo para las mujeres son de putones ¬¬.
Muy bonita la muñequita ^^, esperemos que vuelvan los superpoderes y tenga un disfraz en condiciones.

Camaleona dijo...

Yo con los disfraces soy negada total, así que procuro ser consciente de mis limitaciones y no aspirar a más de lo que puedo llegar... yo me disfrazaría directamente de revuelto.
Pero bueno, confío en usted...

Me encanta la abuela de la foto... nada que ver con usted, supongo.

Noelia Amarillo dijo...

Uis, me encantaba hacer ganchillo cuando tenia tiempo... Me enseñó mi suegra y recuerdo haber pasado tardes y tardes con ella haciéndome bolsitos, camisetas de red y cositas para la casa... pero jamas se me ocurrió hacerme un disfraz de huevo frito. Que inventiva tiene u Sr. Maria!! Espero que coja velocidad y lo termine para el sábado!!

Pilar Cabero dijo...

¡Qué pena que haya olvidado hacer ganchillo! Con lo guapa que estaría usted de huevo frito.
A ver si un alma caritativa se lo hace.
Besitos

Dara Scully dijo...

¡Ostras! Yo quiero ver un disfraz de vaca putón.


pd: si fuera de huevo frito me darían ganas de comerme.


(miauconmagiapararecuperarsuper
poderes)

Jo Grass dijo...

Pues yo me he pasado la vida disfrazándome a diario excepto en Carnaval, por aquello de ir contracorriente pero, recuerdo una colección de pendientes que hice con pasta de papel y pintura fluorescente para pagarme los bastidores en la Facultad de BBAA, que tuvieron mucho éxito un loco vernao ibicenco, y mira por donde los que más vendí fueron los huevos fritos y unas paellas de marisco. Igual repito la hazaña y si quiere le mando una colección. A falta de ganchillo, del que no tengo la más remota idea y siempre me pareció harto dificil, siempre queda el asunto de adornar las orejas con un buen manjar!

Besotes

Estaría bien hablar más de esa lista. Me parece que promete exorcismo y diversión al mismo tiempo!

Helena dijo...

A mí, me enseñó mi abuela a hacer ganchillo cuando era una cría. Nunca más volví a hacerlo y no sé si hoy sabría.
Nunca me gustó lo de la aguja así que no me interesé mucho por ello.

Me encanta la muñeca de la foto de ganchillo.
Yo tengo tapetes, colchas... todo hecho por mi abuela.

Dña.María, seguro que va a estar estupenda de huevo frito.. jejeje

Ana Iturgaiz dijo...

¡No lo dude, Doña María! Usted se merece un buen disfraz de huevo frito, sea de ganchillo o de foan (que ahora está más de moda). Eso sí, ¡no se olvide de las fotos!

La estaremos esperando.

Nieves dijo...

Doña María, usted irá bien de huevo frito, de tortilla francesa o de ensalada de berros.
Tiene clase y eso se nota.
La muñequita de ganchillo es preciosaaaaaaaaa.

Un beso y ánimo en los carnavales.

Víctor dijo...

perdón por la ausencia, doña María!! Dios, cómo me he llegado a reír con lo del huevo frito. Seguro que estará usted exquisita disfrazada de tan español manjar jajaja

Un beso, cuídese mucho... Y vuelva a hacer ganchillo, mujer, que en la tele últimamente no dan nada bueno! (excepto Sálvame -oh, espere.. Quizás en vez de "excepto" quería decir "especialmente")

Marisa dijo...

DIOSSSSS, acabo de descubrirla Dña. María, y me ha fascinado. <yo si quiero, quiero quiero. Quiero poner una abuela en mi vida, sobro todo porque no tengo ninguna. Toda mi admiración y, con su permiso, la adopto como ciberyaya. Hace mucho que nadie me impresionaba como Usted lo ha hecho. Cuidese mucho.

Patricia Sutherland dijo...

Pues, yo pagaría por verla con un disfraz de huevo frito. Con o sin diadema.
Una pregunta capciosa; al final ¿de qué se disfrazó?
Besos, salada ;-)

NERE dijo...

buen disfraz el de huevo frito, si, si...