miércoles, 31 de marzo de 2010

Cerrado por vacaciones



Contenido de la ENORME maleta de doña María:

1 machete
1 caja de matarratas
1 vestido negro
5 bragas
40 pañuelos bordados

(Suerte que viajo en tren, porque con semejante equipaje, en el aeropuerto me arrestan por terrorista seguro)
No me voy al Caribe con el Imserso, hijo. ¡Ya me gustaría! (Lo de rodearme de viejos no, pero lo de tirarme al sol en la playa sería estupendo. Sobre todo porque estaría muy lejos de casa y podría ponerme en bañador sin pasar vergüenza).
Me voy al pueblo a visitar a la familia y, por si te lo estás preguntando, todo lo que llevo en la maleta tiene su razón de ser.
El machete es para abrirme paso entre la maleza que se habrá apoderado del jardín de mi casa. La caja de matarratas, para las alimañas que se habrán hecho fuertes en el interior. El vestido negro, para el funeral al que tendré que asistir, porque siempre que voy al pueblo algún conocido se muere (lo cual es normal teniendo en cuenta que toda la gente que conozco es octogenaria y está mucho peor que yo). Las bragas... eso está claro, ¿no? Y los pañuelos son para regalar a mis hermanas, a mis cuñadas, a mis primas, a mis amigas... en definitiva, a todas las mujeres del pueblo que siguen con vida.
Sé que la maleta va un poco vacía, pero así tendré espacio suficiente para traerme las patatas, los pimientos, los chorizos, el tocino y las calabazas que mi familia se empeñará en regalarme porque se piensan que en la ciudad, como no tenemos huerta ni corral, no nos alimentamos.
Y con la maleta preparada, estoy haciendo la ronda de despedidas. Le he dicho adiós al sillón con la forma de mi trasero, al mando de la tele con el número 1 borrado, al perro castrado, al gato perdido, a las nietas descarriadas y me faltabas tú, hijo. El único al que voy a echar de menos. Así que...
Adiós.
Volveré dentro de once días. Si en ese tiempo surge una emergencia, ¡a mí no recurras!
Esta abuela cierra por vacaciones y se va a un pueblo perdido donde no saben qué es eso de Internet.

26 comentarios:

Alís dijo...

Doña María: Inteligente forma de hacer la maleta, llevando cosas que quedarán en el destino para traer otras a cambio. Y sin son esos manjares del pueblo, mejor que mejor. En la ciudad nos alimentamos, pero peor que en el pueblo. Eso seguro.
Que disfrute de unas magníficas vacaciones y ojalá no le toque ningún funeral.
Un abrazo

PD: Yo "cuido" a su hijo en su ausencia, si quiere

Helena dijo...

Yo también le deseo que pase unas felices vacaciones, Doña María. Ya nos contará a la vuelta si tuvo que asistir a algun funeral, si regresa con la maleta llena de comida y si ha tenido que utlizar el machete, esperemos que sólo para la maleza...jejeje
Esperemos impacientes su vuelta.
Cuídese
un beso

Julieta dijo...

Doña Maríaaaa: que pase unas lindas vacaciones ;).
Acá la esperamos sus nietos!

Liz dijo...

doña maria que le vaya muy bien y sus hijitos (en este caso yo) prometemos no hacer diabluras en semana santa mientras vuste no esta en casa =D

PaGe dijo...

Bueno, eso de que en la ciudad comemos peor, no sé, pero si mira por otro lado, a la vuelta trae comida gratis =P.
Que tenga unas muy buenas (y merecidas) vacaciones, Doña María.

Noelia A. dijo...

Ains, Doña Maria, si me hubiera avisado antes de que se iba, le hubiera dado mi maleta para que se la llevara y me la trajera de vuelta con cosas del pueblo!!! mira que me gustan esos choricitos, morcillitas, tocinitos, pimientitos... ufff... se me ha hecho la boca agua, voy a cenar!

1 besote y que lo pase usted muy bien.

Noelia.

Completamente Gilipollas dijo...

Feliz navidad doña Maria. Tenga cuidado con las caminatas y el Sol. Y no me beba demasiado chinchón.
Espero su vuelta con emoción.

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Victoria Rodríguez dijo...

Páselo usted bien, doña María. Y aunque en la ciudad tengamos de todo, no deje de traerse toda esa comida, que no sé por qué lo de pueblo parece que sabe siempre mejor.

Un abrazo

♥ Ana ♥ dijo...

Ummm, qué rico! Todas esas cosas de los pueblos están inmejorables, por mucho que tengamos en la ciudad no es ni parecido. Yo no he vuelto a comer un tomate en condiciones comprado en supermercado desde hace ya muchos años. Que lo disfrute.

Besos

manzanita dijo...

bon voyage!

Maria dijo...

Felices vacaciones Doña Maria,y q a su regreso le cunda y disfrute y nos cuente lo q trajo en esa maleta!

Un beso

Marisa dijo...

Que lo pase usted de lujo, Doñ María. Y con las alimañas SIN PIEDAD!!!!!!. y eso traigase chorizos y verduras que aquí seguro que hay, pero esos le dan 40 patadas. Ala, a disfrutar y no se olvide de nosotros cuando vuelva, que la echaremos de menos.

Lhyn dijo...

Que lo pase bien señora María y a ver si reparte esas deliciosas hortalizas del pueblo entre aquí la gente.
Un besete enorme!

Consuelo dijo...

Que bien doña maría, vacaciones! :) que tenga un buen viaje y traiganos un recuerdo a cada uno de sus nietos (:

Cris dijo...

madredelamorhermoso, qué eficacia haciendo maletas! Necesito su asistencia este verano!

Besos.

Pilar Cabero dijo...

Eso es preparar una buena maleta y lo demás son tonterías.
Tomaré ejemplo para las próximas vacaciones.
Ah, no se olvide de disfrutar.
Besitos

Yuria dijo...

Que usted lo pase bien, Dña María. No tome mucho alcohol.

mira mamá dijo...

pregúntate porqué te da vergüenza ponerte el bañador cerca de casa y aplícalo también por ahí afuera, que también son dignos de respeto, o deja de avergonzarte aquí, que es lo mejor. Y ten cuidado con el matarratas, que luego te lías con la tapioca y montas una de las tuyas (prueba un año a no llevarlo y tal vez no necesites llevar el vestido negro). Que disfrutes. No comas mucho que te sienta mal. Y no te olvides de que a pesar de todo… te quiero.

Nieves dijo...

¡Vaya por Dios, Doña María!
Venía yo a charlar un ratito con usted y resulta que se me ha ido de vacaciones.
Y yo con estos pelos.
Por lo que dice, me da a mí que se marcha al pueblo de mi suegra, porque es igualito, igualito.
Pero todo, oiga.
Claro que yo cuandolo visito, eso de traerme la maleta llena de chorizo y demás, nada de nada.
Será que me tienen manía, digo yo.

Que usted lo esté pasando bien.

un beso fuerte

Jo Grass dijo...

Pues espero que lo haya pasado de fábula, y que la maleta regrese llena de chorizos y todas esas cosas tan ricas que, aunque hayan en la ciudad no saben igual porque no se han paseado lo suficiente.
Yo también he regresado cargada de viandas, como mandan las costumbres cada vez que regreso al hogar familiar.
Felíz retorno
Mua

Víctor dijo...

oh, por favor, es usted fantástica. ¿Ha ido todo bien por el pueblo? ¿Quien ha muerto esta vez?

La he echado de menos, doña María, durante mi ausencia prevacacional, vacacional y posvacacional ajajaja

Un abrazo, y que vaya bien!

Antonio Misas dijo...

Doña María,

Me pregunto dónde he estado todo este tiempo hasta llegar aquí... en qué lugar me he entretenido... en qué vacio...

Nieves dijo...

Todavía de vacaciones!!!????

Jo Grass dijo...

Esto son vacaciones, Doña María, espero que las esté disfrutando!!!
Un abrazo

Alís dijo...

Doña María
No quiero interrumpir sus laaaargas vacaciones, pero ya no puedo hacerme cargo de su hijo. Me dijo que no me aguantaba más (no lo culpo) y que era mayorcito para cuidarse solo (eso también es cierto). Después de eso, se fue dando un portazo. Lo siento, no pude controlarlo... Eso sí, se fue limpito y bien alimentado. Pero claro, si usted tarda, no sé cómo seguirá...
Un abrazo

Camaleona dijo...

Jolín, qué suerte tienen los jubilados... yo no he tenido tantas vacaciones...