miércoles, 6 de enero de 2010

¿Se admiten reclamaciones?

Queridos Reyes Magos:
me parece que este año he sido una abuela bastante buena. No he protestado demasiado a la hora de las comidas, no he torturado demasiado a mis nietas, no he molestado demasiado a mis vecinos al poner la tele a todo volumen, y no he mentido... demasiado.
Entonces, ¿dónde demonios están los regalos que os pedí?
¿En qué casa habéis dejado mi sillón reclinable con sistema de masaje y nevera incluidos?
¿Por qué no había junto a mis zapatillas de borreguito una manta eléctrica nuevecita y unos calcetines tejidos con lana de ovejas islandesas?
¿A qué niño le habéis endosado mi suscripción anual a la revista
Saber Vivir?
¿Dónde se os ha caído mi caja de bombones
Lindor tamaño industrial?
Y lo que es más importante, ¿a quién le habéis regalado mi décimo premiado de la lotería del Niño?
¡Qué vergüenza!
No hay nada más desalentador para empezar el año que levantarse el día de Reyes y descubrir que los atontados magos de oriente se han tomado la leche y las galletas, se han pimplado una botella de ron, se han zampado tu última tableta de
Suchard, y a cambio te han dejado... ¡unas bragas! ¡Y ni siquiera unas bonitas con dibujitos! ¡No! ¡Unas bragas marrones de abuela!
¿Para qué me he molestado en escribir una carta si al final me habéis traído lo mismo de todas las navidades? No hay derecho. El año que viene echadme carbón, que al menos es dulce y se puede comer.
Gracias por nada.


Doña María

P.D. Os enviaré la factura de la limpieza de la moqueta. No pienso pagar también por los “regalitos” que me han dejado vuestros apestosos dromedarios.

21 comentarios:

Nikkita dijo...

Doña Maria, espero me perdone... porque no puedo dejar de reírme con la carta a los Reyes. Recoge perfectamente lo que pensamos la mayoría el día de hoy por no decir todos. siempre se podrán usar esas bragas para limpiar el polvo.
Un saludo

Diane Ross dijo...

Jajajaja, pobre María.
Tranquilicese, usted lo que tiene que hacer el próximo año es ponerse a atracar bancos. Verá como tiene todo lo que ha pedido xD

Julieta dijo...

Ya ve Doña María...la engañan como a una colegiala a una cuando confía. Hombres... un saludo!

manzanita dijo...

María, el problema es que todo se ha modernizado tantísimo que incluso los Reyes ya pasan del correo convencional. Son unos malditos explotadores y dejan ese trabajo para sus becarios: los pajes, que son muy pillos a su vez y tiran en el primer container que ven la gran parte de carta y envían lo que les parece para hacer ver que hacen algo.
Si de verdad quieres que te traigan lo que deseas, otro año les envías un mail. No es que presten mucha más atención, pero cuando están aburridos de buscar porno en cualquier web o chatear con sus colegas, les echan un vistacillo.
Un beso y más suerte otro año!
Y digo yo, si los demás no te hacen un regalo decente, haztelo tú! Seguro que te gusta mucho más :)
Saludos.

Víctor dijo...

Pobre doña María. Son Reyes, ¿qué se puede esperar de ellos? Aún si fueran Los Tres Presidentes de República de Oriente, pues mire... Pero, ¿reyes? (un beso a los Borbón y Borbón y Borbón y Borbón.. etc.)

Disfrute de sus bragas, doña María! Ah, y piense que los 100 millones de euros q han sobrado de unas series no vendidas han ido directamente a las arcas del Estado!! Tooma ya, jugada redonda para España!! Casi casi la deuda externa saldada, creo! ajajaja

El Rincón de Jennifer dijo...

Hola María:
me encanto su carta a los reyes , ellos deberían valorar nuestros esfuerzos por tratar de ser buenas :) y dejarnos bonitos regalos....
Su blog es genial y siempre que lo leo me hace sonreír :
Feliz día de reyes!!!
Jennifer

El Rincón de Jennifer dijo...

Hola María:
me gusto mucho tu carta a los reyes magos , ellos deberían premiar nuestros esfuerzos por intentar ser buenas y darnos bonitos regalos :)
tu blog es muy bueno cada vez que lo leo me divierto mucho
saludos feliz día de reyes!!!!
Jennifer

♥ Anabel ♥ dijo...

Jajaja. Doña María, no se da cuenta de que los Reyes le han dado el mejor de los regalos? el hecho de vivir un día de reyes, a su edad, ya es toda una recompensa :P
besitos!

ChicaGuau dijo...

Me encanta tu blog,
te sigo, ¿vale?
¡un beso!

Pilar Cabero dijo...

Pobre doña María. Ni los Reyes Magos le hacen caso.
¿Sus nietas han quedado conformes con sus regalos?
Besitos

Srta. MariSuZi dijo...

Doña Maria, creo que el mejor consejo de todos los que ha recibido es el de Manzanita. Históricamente para asegurarme de que tenía un buen regalo es hacerme uno yo misma. De todas maneras no pierda la ilusión de escribir la carta. ¿Le ha dicho a los verdaderos Reyes Magos lo que quiere?, a ver si es que no lo deja claro. En mi familia escribimos la carta todos los años y la hacemos llegar a todos los participantes del amigo invisible para que escoja que regalar al afortunado que le toque, eso si, a tiro fijo. Nunca devolvemos regalos. Incluso traemos las cartas de años anteriores para refrescarles a los Reyes las cosas que se quedaron en el tintero, hay cosas que van pasando de año en año, como por ejemplo mi cuñado que siempre pide una bodytrainer jovencita de buen ver. Tendrá que esperar a atracar un banco o que le toque la loteria, está claro. Con lo solicitadas que están hay una lista de espera de siglos.
De nuevo añadir, que me divierto mucho leyendo sus historias. Siga así. Besos a todos

ChicaGuau dijo...

Jajajaj, Doña María,
la han estafado.
¡Un beso!

Nieves dijo...

Doña María, no se me hunda.
La verdad es que los Reyes Magos no suelen traer nunca la Lotería del Niño. Tampoco Papá Noel trae el premio de Navidad, ¡qué le vamos a hacer!

Pero sí es cierto que nos han regalado algo mucho mejor que unas bragas marrones de abuela: sus artículos, que son una maravilla y siempre hacen que suelte una carcajada.

Usted sí que es un Rey Mago, Doña María.

Un beso

Helena dijo...

La verdad Doña María, es que estos Reyes no son nada originales. Siempre traen lo mismo ¿verdad? No se desespere. Para el año que viene quédese despierta y si no le gusta el regalo, reclamelo en el acto, antes de que se vayan por la ventana. ¡¡Estos Reyes!!

Víctor dijo...

Mi madre ha hecho arroz con leche, hoy. Pero le ha quedado duro, y me he bebido la leche y le he dado el arroz a Nina, nuestra chihuahua. Ha sido una tragedia tal, que el Rey Lear a nuestro lado pasaría por el de Burger King!

Dara Scully dijo...

¡Ostras! Creo que la que se ha llevado la caja de los Lindor he sido yo... Ya me parecía a mí que ese garabato en la tarjeta no podía poner mi nombre...



(le traigo los
que me sobraron,
a ver si arreglamos algo)

Rafael Homar Ferragut dijo...

¡¿Unas bragas?! Pues se ve que le han traído a usted el regalo que había pedido yo. Las que usaba para no tener frío por la cabeza estaban ya muy rotas y mi madre, que no quería que saliera con ellas a la calle, me las tiró a la basura, por lo que me tenía que poner unos calzoncillos.

¡Qué desastre de Reyes! He intentado hacer fuego con el carbón, ¡y no hay manera!

Saludos, doña María.

Víctor dijo...

Ha tenido usted noticias ya de los Reyes? Panda de aristócratas elitistas... A las armas, a las armas, doña María!! Mire lo guerrera que fue Dolores Ibárruri.. Salga al balcón y pegue cuatro berridos, a ver si mueve al proletariado!! jajaja un besazo, actualice ya por dios (o por mí, como prefiera)

Ángeles Ibirika dijo...

Para el año que viene, Doña María, le pediré que me redacte la carta a Los Reyes Magos. Tal vez así acierten con lo que quiero ¡jejeje!

Un beso enorme, Doña.

Olivia Ardey dijo...

Quejica, quisquillosa y desagradecida.

Camaleona dijo...

La verdad es que tus reyes magos ya se lo podían currar un poco más... ¿¿sólo unas bragas de abuela?? ¿¿será posible??